Peregrinar a Compostela es encontrarse con las raices religiosas e históricas de Europa. Es descubrir la catedral, es caminar por sus empedradas calles, disfrutar de sus plazas y el legado cultural de esta magnífica ciudad.

En la famosa Praza da Quintana, a espaldas de la catedral, es donde se encuentra nuestro restaurante, situado justo en el primer piso de la Casa da Conga (siglo XVIII), que destaca por sus monumentales chimeneas.


Cerrado Domingo noche excepto verano